Consulta nacional de políticas culturales y participación ciudadana: Breves reflexiones más allá del clic


“Tanto que nos gusta opinar, llegó el momento de hacerlo”. Con esta consigna, el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes anunció el 14 de febrero la realización de una “consulta ciudadana” para la elaboración de la nueva política cultural.

Junto con la peculiar frase, lo primero que llama la atención del anuncio, es la oportunidad y duración del proceso: en pleno periodo de vacaciones y dos semanas de duración. De seguro si usted lee estas líneas a fines de mes y no se enteró de la consulta, habrá perdido la oportunidad al menos de opinar. Si no es usuario de Internet, ni se enterará de todo esto, ni podrá participar, lo que es peor. Sin embargo, y más allá de la anécdota, el asunto tiene ribetes más profundos.

La convocatoria invita a la ciudadanía a “manifestar su grado de interés en diversas materias”, en los ámbitos de promoción de las artes, patrimonio cultural y participación ciudadana, como última etapa de un proceso “abierto e inclusivo”, que culminará con la elaboración de la nueva política para el período 2011-2016.

El enunciado “consulta ciudadana” haría pensar al lector desprevenido que se trata de un proceso abierto en donde la ciudadanía, organizada o no, es convocada a manifestar su opinión en los diversos aspectos relacionados con la política cultural del Estado de Chile: su valoración de la actual y las observaciones y propuestas para la nueva. Ni lo uno, ni lo otro.

Mediante un cuestionario online de 26 preguntas cerradas, la consulta busca medir el grado de interés, es decir, la valoración que se posee respecto del fortalecimiento de la imagen país en el extranjero, la promoción de la alianza público-privado en el desarrollo y financiamiento de la cultura, el desarrollo de actividades culturales con enfoque de género, entre otros asuntos. No hay espacio para proponer, ni sugerir. La consulta invita a poner los acentos de la oración, no a formularla.

De este modo, la concepción instrumental de participación ciudadana existente en el plano de la gestión pública en nuestro país, más relacionada con la entrega de información, que con el empoderamiento y la participación efectiva en la toma de decisiones por parte de la ciudadanía, se vuelve a imponer.

Sin ir más lejos, en el ámbito de la política cultural, la participación de la ciudadanía no pasa de ser una expresión de voluntad.  Circunscrita a la capacidad e interés de los agentes culturales por “asumir acciones en los campos de la creación artística, de la producción y difusión de objetos culturales y de la preservación y buen uso del patrimonio”,[1] no existen mecanismos que garanticen efectivamente este derecho. Así, como ha venido siendo la constante, los procesos de participación ciudadana quedan al vaivén de la voluntad política de las autoridades de turno.

En el caso de la formulación de la política, es revelador el ejemplo de las convenciones regionales, donde la metropolitana convoca de forma dirigida a agentes culturales, y la del Biobío, realiza una convocatoria de carácter abierta al sector cultural. Sin duda, formas distintas de entender la participación ciudadana y de cómo construir una política pública. Así, cobra sentido lo señalado por el estudio sobre participación ciudadana en el Estado, realizado por Acción (2009:76) que indica que “sin información es imposible participar”, y que si ésta no cumple criterios mínimos de calidad, tampoco se puede esperar una participación de verdad.

Lejos de constituir un avance, la consulta organizada por el Consejo de la Cultura viene a cerrar la puerta del debate abierto, público e informado que desde hace meses vienen demandado diversos agentes culturales del país. Con ella, se inaugura la era de la ciber participación ciudadana express, desaprovechando quizás la mayor oportunidad de este proceso: conocer la valoración que el sector cultural posee de la política misma y recoger los sueños y propuestas en el marco de un ejercicio democrático y efectivamente participativo, como demanda la altura de la tarea. Puede hacer clic si lo desea.

[1] “Chile quiere más Cultura. Definiciones de Política Cultural 2005-2010”. Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, mayo de 2005.
Anuncios

11 Responses to “Consulta nacional de políticas culturales y participación ciudadana: Breves reflexiones más allá del clic”


  1. 1 alfonso febrero 18, 2011 en 2:16 am

    en principio cualquier practica de consulta sobre temas públicos siempre será un ejercicio noble, para mi la participacion de la ciudadanía otorga 3 elementos fundamentales, entre otros, a la practica pública: pertinencia, oportunidad y legitimidad.

    analizando el tema, mi impresion es que lo que el consejo genera con esta consulta es un ejercicio inacabado, un esfuerzo incompleto , una aspiración de participación, quizás en realidad solo una acción de legitimación.

    los procesos de participación ciudadana efectivos tienen varios elementos en juego que en esta consulta no se ven: plazos, compromisos, valor de la opinión, legitimidad de la construcción del instrumento, especificación del publico consultado, y verificación de la pertinencia especifica.

    por lo tanto este incompleto, aunque siendo sincero no por eso mala accion a priori, espacio de participación me generan 3 reflexiones:

    1. la búsqueda de la legitimación de una política solo desde la supuesta participación de los usuarios, mas allá de su pertinencia u oportunidad, desde la simulación de un proceso que no termina de ser lo que dice ser que es.

    cuando el proceso participativo se muestra para legitimar una contingencia y en realidad no cumple con incorporar opinion para generar politicas oportunas y pertinentes, el que pierde es el que simula, nunca pierde el modelo participativo.

    la gente sabe y entiende cual puede ser su rol, por lo tanto medidas incompletas, no vamos a generar juicios conspirativos, de generacion de espacios particpativos a medias resultan un boomerang para quien lo ejecuta, la legitimidad del poder esta en el adn del contrato social q cada ser humano firma imaginariamente con el mundo público, quebrantarlo por 1 munito de fama solo perjudica a quien osa pasarse de listo.

    2. la calidad de las consultas resultan de un verdadero esfuerzo en su construcción y nunca en los resultados.

    si esta encuesta la respondieran menos personas por menos tiempo, pero siendo el resultado de un aporte en la generación de la consulta y el compromiso efectivo en participar, esa acción es mas legitima y valida que si todos los chilenos participaran en este cuestionario.

    las políticas publicas desde un origen participativo deben entenderse como un proceso ético democrático, no como la dadiba publica al derecho a opinar.por lo tanto las personas deben sentirse interpretadas en el proceso, no solo en la elección de una alternativa de una encuesta, porque no se puede hacer políticas publicas de la misma forma q se testea un detergente.

    3. la significación del lugar de las audiencias en la construccion de una politica publica de cultura.

    cual es el lugar de cada comunidad artistica, de las audiencias, de la academia y del sector publico y privado a la hora de construir politica publica, valen lo mismo?

    es relevante priorizar a las audiencias antes q a los propios artisitas o incluso equipararlos, cual es el valor de fondo?

    las politicas publicas tienen un alto grado de especificidad a la hora de generar pertinencia, por eso si el dolar esta bajo o alto el debate (y con mucha razón) se genera en el sector exportador, el mundo del cobre, la banca y el banco central, pero sería ridiculo que desde hacienda sacaran una consulta nacional por 2 semanas para preguntarle a cualquier persona si es bueno o no que el central compre mas o menos dolares o baje o suba la tasa de interes.

    no por publico, la pareja universalidad es sinonimo de calidad y de democracia….

    me quedo con dudas, pero con una certeza: si el proceso solo se centra en la cantidad de personas q contesto la encuesta, el proceso solo busco el golpe efectista de la legitimación publica, nada más.

  2. 3 Miriam Woites febrero 18, 2011 en 2:15 pm

    Es lamentable esta situación. En nuestro país se conformó un Consejo Federal de Cultura pero no se consulta a la opinión pública. Es más, cuando por mail recibí la noticia, escribí al correo que enviaban para solicitar información acerca de cómo participar y jamás recibí respuesta. Es algo que se repite. Los que no militamos en un partido político, y de los ganadores, nunca sabemos cómo llegar a los lugares de decisión.

  3. 4 carlos villablanca febrero 18, 2011 en 3:58 pm

    es lamentable y a la vez extraño por no decir sospechoso que haya una consulta publica en plena etapa de vacaciones y en dos semanas se tome una resolucion al respecto yo algo ya sabia de esto pero no la respondi porque me quedo una duda de que ahora al centro de la cultura y las artes le bajara el interes por saber que dice la gente ademas es algo que hay que investigar ya que hace rato se vienen dando cosas extrañas en ese ambito y no precisamente para la gente

  4. 5 Paulo Gutiérrez Soto febrero 18, 2011 en 9:27 pm

    Las preguntas están echas para que a todos nos guste la cultura, a no si no, la pregunta que es cultura para ellos

  5. 6 Pamela Jiménez febrero 18, 2011 en 9:28 pm

    Como intencion igual se valora…pero metodologicamente pensando en que este ejercicio tenga alguna validez o insidencia …seria, real, en las politicas culturales….mmm…no me tinca naaa naaa…me parece mas interesante como una forma …de medir la respuesta ciudadana a una convocatoria de consulta mas que los resultados que arroje la misma.
    Saludos Robertiño ¡¡

  6. 7 Chanchoquín Liquitay Licuime febrero 18, 2011 en 9:29 pm

    …curiosas las preguntas… te gusta mucho, poquito o nada?…

  7. 8 Cristian Schultze febrero 18, 2011 en 9:48 pm

    Hola Roberto, me gustó y me identificó el artículo, felicitaciones compañero.

  8. 9 Luis Vega Vergara febrero 19, 2011 en 1:35 am

    Quizas habría que buscar otras estrategias de incidencia, en el caso particular cuando se hizo en San Luis, me invitaron un día antes porque le escribí a Roy Cortina,( ya que la Dip: Nora Videla por San Luis no lo Hizo) diciéndole que la provincia no me había invitado,( saque su mail del congreso de la nación) obviamente el gobierno local no lo haría, después se efectuó a 15 km de la ciudad en un lugar donde no había trasporte publico y para colmo nevaba, igual llegamos , obviamente los invitados de honor era la planilla total de diputados y senadores por san luis , mas todos sus funcionario, artistas locales apadrinados por el gobierno local.
    Obviamente se hablo de las maravillas de San Luis,y sus funcionarios de oficina, llegado mi momento presente un proyecto de cultura de la organización que represento por escrito, y intervine 4 veces en todo a lo que a nuestro criterio entendemos por políticas culturales, luego envié un anexo a la pagina que tiene la comisión de cultura a nivel nacional, ahora el tema es que si todo este recorrido nacional reflejara o no lo que las organizaciones hemos aportado, lo veremos en el momento en que se presente el anteproyecto.

    Creemos que la sociedad civil también podemos presentar un proyecto, según tengo entendido la constitución actual lo permite, creo que seria bueno la unificación de los sectores culturales del país, pero también aprecio que cada cual cuida su quintita en diversas asociaciones nacionales que no incluyen a los que trabajamos por la cultura en el interior del país.

    Esa deberia ser la primera tarea que deberiamos abocarnos.

    le saluda fraternalmente

    Lic. Luis Vega Vergara.

    http://www.ecoculturaargentina.blogspot.com
    http://www.centrorunakay.blogspot.com


  1. 1 Consulta nacional de políticas culturales y participación ciudadana‏ | Cultura El Salvador Trackback en febrero 21, 2011 en 2:42 pm
  2. 2 ¿Hacia un Ministerio de las Culturas? Presencias y ausencias de un proyecto | Blog de Roberto Guerra Trackback en noviembre 10, 2014 en 2:26 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Categorías

Archivos

Libro Proyectos Culturales y Comunitarios

Libro Gestión y autogestión en la cultura

2° Congreso Nacional de Gestión Cultural

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte al Blog.

Únete a otros 99 seguidores

En abril de 2014, Gestores de latinoamérica de reunirán en Chile

Encuentro nacional de gestión cultural en México

Roberto Guerra: “Nos hemos propuesto recuperar la función cultural del municipio”

Las Corporaciones Culturales en Chile. Reportaje de El Mercurio.

Para descargar libro Libro “Profesionalización de gestores culturales en latinoamérica”

En noviembre, curso-taller de gestión cultural en Managua

Plaza Víctor Jara de Pudahuel estrena su Blog

Con éxito culmina Primer Congreso Nacional de Gestión Cultural Chileno

Convocatoria Primer Congreso Nacional de Gestión Cultural Chile

Resoluciones del 2º Encuentro Nacional de Gestores y Animadores Culturales, realizado en Concepción.

:: LINKS DESTACADOS

:: LIBROS Y DOCUMENTOS PARA DESCARGAR

Libro “Punto de cultura”, de Célio Turino